Inéditos de Cely, Poemas

Dulce espera

  Sospecho que traes misterios hermosos y coloridas sorpresas entre manitas apretadas. Sospecho que eres el final de una etapa y el dulce principio de una historia sin par. Resuena con tu venir la melodía feliz de tu sonrisa inocente y tus ojitos de sol. Pues eres la promesa que nunca imaginé, aún cuando te… Sigue leyendo Dulce espera

Anuncios
Inéditos de Cely

El amor tiene sus ojos

Escribí esto hace ya mucho tiempo, siendo una persona totalmente distinta, pero con un sueño y un sentimiento inmenso, un poco de milagroso y con una historia sorprendente.
Lo comparto hoy nuevamente para darle una continuidad, porque este niño de hermosos ojos se quedo a esperar un nuevo encuentro y estuvo ahí para unir nuevamente a dos enamorados, quienes muchos años después de volver a esa unión, conocerán pronto su rostro, le conoceremos pronto.

El rostro del hijo que es fruto de esa unión… El amor tiene sus ojos.

Encuentro de palabras

elamortienesus ojos

Era una noche fría, el viento helado mecía suavemente las ramas de los árboles en aquel parque. El cielo estaba nublado hasta el ultimo resquicio, completamente gris.

Cruzaba a paso lento aquel parque tan familiar, puesto a un lado de la iglesia que debía tener muchos años mas que el mismo, estaba conformado por una cancha de bascketball, rodeada en semi circulo por gradas que servían de asiento a los observadores, dejando al costado, libre paso al resto del parque, con bancas puestas en circulo que rodeaban grandes árboles que daban la sombra suficiente. Todo estaba muerto en la penumbra de la noche, ni siquiera los típicos bebedores de la esquina se encontraban ahí.

No llevaba por objetivo llegar a algún sitio, así lo sentí, solo caminaba por caminar, decidí sentarme en la banca mas alejada de la cancha, que rodeaba el árbol mas grande. Ya había estado ahí, pero…

Ver la entrada original 882 palabras más

Inéditos de Cely

Siempre Amanda 

Para Amanda.
Cuando el mundo era para mi blanco y negro, cuando mis leyes eran solo tus permisos, la vida era sencilla, tu la hacías así para mi. Y todo estaba bien.

Hoy cada año que me aleja de tu partida, es como un muro más a mis recuerdos,
y temo un día perderte en el presente, y olvidar que siempre estuviste en mi vida.

Pero aunque quisiera en verdad un momento más, para abrazarte y decirte cuánto te amo, me alegra que no estés respirando todo este horror, porque sí, tú tenías razón, ojalá te hubiera escuchado toda una nación.

Espero que estes en ese el cielo azul, sin sentir todo este martirio, que viste venir, pero que la vida no te dejo revivir, gracias a Dios por eso. Espero que desde el cielo recibas este beso que te he dibujado en palabras y que ahora lanzo al viento.

Hoy siete años de tu partida, y siempre estás en mi vida.
Gracias por todo mamita.
Mi amor te lo mando con flores al viento, esperando que lleguen hasta el cielo.

Encuentro de palabras

Vives en cada momento de cada día,

en cada frase que marcaste,

en cada instante de cada tarde.

Ahí estas tu, regañando mis flojeras, saboteando mis torpezas,

construyendo cada día una mujer,

una mejor mujer”, decías.

No una mujer cualquiera, sino

una mujer querida. “La que sea pilar

de su hogar, no una necia que lo destruya”, eso decías.

Y no lo olvido, yo no olvido,

tu esfuerzo silencioso y sacrificado,

tu enseñanza en la destreza de la experiencia,

y del amor.

Un amor más grande de lo que pude imaginar,

Más intenso de lo que podría nunca olvidar.

Tu me enseñaste un amor para recordar.

Y aquí estas tu, justo aquí, recordándome que nada es fácil,

Que la fe nunca se pierde, y que mueve montañas,

que es necesario ahorrar para tener y que los frutos

de la perseverancia son siempre los más dulces.”

Quisiera haber…

Ver la entrada original 210 palabras más